Cuando te miro

Cuando te miro veo la ternura, tú me haces recordar lo que es dulzura, lo que es belleza. Te miro y me quedo maravillado con tu mirada, te miro y me siento feliz al mirarte y al tenerte a mi lado.
No dejo de mirarte, incluso excedo en mirarte. Pero sabes que te amo, que si lo hago es por admiración, que también te miro para agradecerte.

Te miro a veces con incredulidad porque creo que no te merezco, pero sabes que lucho día a día para conseguirlo.
Te amo, cada vez que te miro mi amor aumenta, te adoro y puedo dejar de adorarte.
Si algún día prohíbes que te vea, firmarías mi condena, porque mirarte es mi sueño, mirarte es mi religión.
Mirarte, ¿Cómo no hacerlo? Si el mirarte se cumple mis sueños, si mirarte es seguir viviendo, mirarte es mi todo.
Te miro y mi dicha es completa, eres mi más grande esperanza, siento la dicha de vivir cuando te miro.
Cuando te miro y veo amor en tus ojos, mi alma se siente completa, la alegría inunda mi corazón, me correspondes al amor que siento por ti.
Alma mía, gracias por corresponder mi amor, me despido hasta la próxima mirada que anhelo que no tarde más de un segundo. TE AMO.

Cuando te miro

¿Aún no está suscrito al blog?

Suscríbase a nuestro feed y recibe las publicaciones en tu email gratis:

ESCRIBE UN COMENTARIO